Saltar al contenido

Volkswagen Kombi

Con una apariencia distintiva y una historia rica, la Kombi es un símbolo de aventura, viajes y libertad.

Su historia

La historia de la Volkswagen Kombi comenzó en 1949 cuando el legendario diseñador Ben Pon presentó su concepto de un vehículo comercial versátil a los directivos de Volkswagen. Inspirado por los vehículos utilitarios ligeros que había visto en los Estados Unidos, Pon propuso una versión europea. Esta visión se materializó con el lanzamiento de la Type 2, conocida como la Volkswagen Bus.

Su producción se llevó a cabo en varios países alrededor del mundo a lo largo de los años. Cabe mencionar que la producción y las generaciones específicas de la Kombi variaron según la ubicación y el mercado al que estaban destinadas.

En Europa la primera generación de la Kombi se produjo desde 1950 hasta 1967. Su diseño era simple pero efectivo, con el motor montado en la parte trasera y una forma cuadrada característica. Durante esta época, la Kombi se convirtió en el vehículo de elección para los hippies y viajeros de la contracultura, y su popularidad creció rápidamente.

En 1968, la segunda generación de la Kombi fue lanzada, presentando un diseño ligeramente más moderno con una ventana delantera dividida. La tercera generación, producida a partir de 1979, presentó un diseño más angular y un motor más potente. A medida que la Kombi evolucionaba, se adaptaba a las demandas cambiantes de los consumidores.

La cuarta generación, conocida como T4, llegó en 1990 y marcó un gran cambio, ya que la tracción delantera reemplazó a la tracción trasera, lo que mejoró la seguridad y el espacio interior. En 2003, la quinta generación, T5, continuó la evolución con más opciones de motorización y mayor comodidad.

Ya en Brasil la última generación de la Kombi T2 se produjo hasta diciembre de 2013. Esta producción marcó el fin de la era de la Kombi en su formato clásico, ya que no cumplía con los estándares de seguridad y emisiones más modernos. Sin embargo, es importante señalar que en 2015, Volkswagen presentó un modelo llamado «Kombi Last Edition» en Brasil como un homenaje a este icónico vehículo antes de su despedida final.

Después de 2013, Volkswagen ha explorado otros modelos y conceptos para seguir el legado de la Kombi, como el Volkswagen T6 Transporter, que continúa la tradición de versatilidad y transporte que la Kombi estableció.

A continuación, mencionaré algunos de los países donde se fabricó la Kombi:

  1. Alemania: El país de origen de Volkswagen, donde se produjo la mayoría de las primeras generaciones de la Kombi, desde la década de 1950 hasta las primeras generaciones de la década de 1990.
  2. Brasil: Brasil fue uno de los países más importantes en la producción de la Kombi. La Kombi se fabricó en Brasil desde la década de 1950 hasta diciembre de 2013. La producción en Brasil continuó incluso después de que se dejara de fabricar en otros lugares.
  3. México: La Kombi se produjo en México a partir de la década de 1950 y continuó hasta la década de 1990.
  4. Estados Unidos: Si bien la producción de la Kombi en los Estados Unidos fue limitada, algunas unidades fueron ensambladas en fábricas de Volkswagen en ese país.
  5. Otros países: La Kombi se ensambló en varias otras ubicaciones alrededor del mundo, incluyendo Sudáfrica y Australia.

Sus Modelos

A lo largo de los años, la Kombi ha tenido numerosas variantes y modelos que han sido utilizados para una amplia variedad de fines. Algunos de los modelos más emblemáticos incluyen:

Splitscreen: ( Conocida en Brasil como Corujinha). El modelo original de la década de 1950, con una ventana delantera dividida en dos.

Bay Window: (conocida en Brasil como Clipper) La segunda generación de la Kombi, conocida por su ventana delantera de una sola pieza.

Clipper: El modelo Brasileño tiene algunas diferencias estéticas, como los intermitentes son arriba, la puerta se abre como una ventana y las ventanas son pequeñas.

Westfalia Camper: Una conversión de fábrica que convirtió la Kombi en un icónico vehículo para acampar y viajar

T1 y T2 Double Cab: Versiones de doble cabina que permitían transportar pasajeros y carga al mismo tiempo.

T3 Syncro: Una versión con tracción en las cuatro ruedas que la hizo popular en terrenos más difíciles.

Motor y Ficha Técnica

A continuación, te presento una comparación general de motores utilizados en estas dos generaciones:

Volkswagen Kombi T1 (Primera Generación):

  1. Motor 1.1 litros Bóxer:
    • Cilindros: 4.
    • Cilindrada: Aproximadamente 1.1 litros.
    • Potencia: Alrededor de 25 a 40 caballos de fuerza, dependiendo de la versión y año.
    • Refrigeración: Por aire.
  2. Motor 1.2 litros Bóxer:
    • Cilindros: 4.
    • Cilindrada: Aproximadamente 1.2 litros.
    • Potencia: Alrededor de 30 a 44 caballos de fuerza, dependiendo de la versión y año.
    • Refrigeración: Por aire.

Volkswagen Kombi T2 (Segunda Generación):

  1. Motor 1.6 litros Bóxer:
    • Cilindros: 4.
    • Cilindrada: Aproximadamente 1.6 litros.
    • Potencia: Alrededor de 47 a 68 caballos de fuerza, dependiendo de la versión y año.
    • Refrigeración: Por aire.
  2. Motor 1.7 litros Bóxer:
    • Cilindros: 4.
    • Cilindrada: Aproximadamente 1.7 litros.
    • Potencia: Alrededor de 55 a 70 caballos de fuerza, dependiendo de la versión y año.
    • Refrigeración: Por aire.
  3. Motor 1.8 litros Bóxer:
    • Cilindros: 4.
    • Cilindrada: Aproximadamente 1.8 litros.
    • Potencia: Alrededor de 68 a 75 caballos de fuerza, dependiendo de la versión y año.
    • Refrigeración: Por aire.
  4. Motor 2.0 litros Bóxer:
    • Cilindros: 4.
    • Cilindrada: Aproximadamente 2.0 litros.
    • Potencia: Alrededor de 70 a 88 caballos de fuerza, dependiendo de la versión y año.
    • Refrigeración: Por aire.

Es importante recordar que estas cifras de potencia y cilindrada son aproximadas y pueden variar según las especificaciones del mercado y el año de producción. Además, las versiones específicas de la Kombi, como los modelos Westfalia Camper, podrían haber tenido configuraciones de motor ligeramente diferentes para adaptarse a su uso como vehículos de acampada.

La Kombi T2 representó una evolución con motores ligeramente más potentes en comparación con la T1, lo que permitió un mejor rendimiento y capacidad de carga. Estos motores bóxer enfriados por aire son conocidos por su confiabilidad y facilidad de mantenimiento.